sábado, 9 de mayo de 2009

SANTA PAELLA.



En este artículo no voy a hablar de trabajo. O sí, mejor dicho, voy a hablar de lo sencillo que es trabajar la amistad. Solo se requiere de un espacio, de Sol y de unos granos de arroz en las manos del maestro Pope.
El pasado 1 de mayo, día del trabajo, La peña del Neptuno hizo un trabajo inconmensurable para agrandar su pasión por la amistad y por la unión y diversión entre amigos.


En la ya famosa parcela cedida por el generoso Josep M. Pujol compartimos una majestuosa paella confeccionada por el gran, grandísimo, cocinero Señor Pope. Me quito el sombrero por un tipo que entre cerveza y cerveza y entre baño y baño en la piscina fue capaz de cocinar una paella para 24 personas de las mejores que he comido en mi ya dilatada vida paellera.












Como siempre que nos juntamos, la fiesta dio para mucho y, tras la inolvidable paella, celebramos el cumpleaños del pequeño Joel, el cumpleaños de Judith y el décimo aniversario de casados de Edu y Eva. Por tanto, no faltaron motivos para que el cava corriera a raudales y para que la fiesta no defraudara a n
adie y se convirtiera, como ya he insinuado al inicio, en un elogio encendido de la amistad.



4 comentarios:

  1. Ora pro noooobis!
    S'ha demostrat que una bona paella és el millor antídot per a la CRISI i una bona vacuna per a la GRIP NOVA (Porcina, segons alguns)
    que ho pugueu fer molts i molts anys!
    Salut!
    Mèlich

    ResponderEliminar
  2. Correcte Mèlich,
    una bona paella regada amb cerveses, vi i cava treu els mals de cap i et protegeix dels maleïts virus.
    Per cert, aprofito per dir-te que estic d'acord amb la reflexió que fas sobre el tipus de famílies que tenen la 2ª resid. o que estiueigen a Calafell. Són com ve dius les que ens donen de menjar (fins i tot paella) i les hem de respectar.
    Em sembla bé que no es puguin treure coses al carrer però no cal adjectivar-ho amb "qualitat". Simplement dient que hi haurà més espai per caminar seria suficient argument.

    ResponderEliminar